TurboTax HelpAyuda de TurboTaxIntuit

¿Qué puedo anular como gasto comercial?

RESUELTApor TurboTax39Actualizado hace enero 08, 2024

Si eres trabajador por cuenta propia o tienes una pequeña empresa, puedes deducir los gastos comerciales elegibles para pagar menos impuestos. Estos gastos deben ser comunes para tu tipo de negocio y también necesarios para tus operaciones.

  • Publicidad y promoción.
  • Teléfono e Internet.
  • Comidas de negocios (por lo general, se puede deducir el 50% de los costos de bebidas y comidas de negocios).
  • Primas de seguro, incluido el seguro de responsabilidad civil, la indemnización por accidente de trabajo y el seguro de interrupción de negocio.
  • Primas de seguros médicos.
  • Pagos a contratistas independientes
  • Envíos y franqueos
  • Renta de equipos.
  • Salarios y beneficios de empleados.
  • Impuestos y licencias, incluidos los impuestos sobre la nómina, los impuestos sobre la propiedad personal, los impuestos sobre bienes raíces pagados sobre la propiedad comercial, el impuesto sobre las ventas y las licencias comerciales.
  • Gastos por viajes comerciales, incluido el viaje hacia y desde el destino (no incluye el viaje desde y hacia tu lugar de trabajo regular), tarifas de aparcamiento y peaje, gastos de taxi y alojamiento.
  • Suscripciones de software.
  • Depreciación
  • Suministros, servicios y reparaciones.
  • Renta pagada por la propiedad del negocio.
  • Gastos de vehículos
  • Interés por las deudas comerciales.
  • Intereses hipotecarios:
  • Deudas incobrables.
  • Comisiones bancarias/comisiones por uso de tarjetas de crédito.
  • Costos iniciales
  • Gastos de mudanza
  • Cuotas de afiliación a juntas de comercio, ligas de negocios, cámaras de comercio, organizaciones cívicas o de servicio público, organizaciones profesionales, juntas inmobiliarias y asociaciones comerciales.

Puedes deducir el interés hipotecario, los impuestos sobre los bienes inmuebles, los seguros, los servicios, el mantenimiento, las reparaciones y los gastos de depreciación de la parte de tu vivienda que se utiliza para fines comerciales. Para ello, la parte comercial de tu vivienda debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Se debe usar regular y exclusivamente para tu negocio, y
  • debe ser tu lugar de trabajo principal.

En vez de calcular tus gastos reales, puedes elegir la opción simplificada de determinar la deducción por el uso comercial de tu vivienda. La deducción estándar es de $5 por pie cuadrado de la vivienda que se utilice para tu negocio, hasta un máximo de 300 pies cuadrados.

Si tienes un vehículo dedicado únicamente al uso comercial, puedes deducirlo del costo operativo total. Sin embargo, si tu vehículo personal se usa en parte para fines comerciales, tendrás que dividir tus gastos para deducir solo los costos de uso comercial.

Hay dos opciones para calcular el uso comercial de tu vehículo:

  • Tarifa estándar por milla
  • Método de gasto real (los gastos elegibles incluyen depreciación, pagos de arrendamiento, tasas de registro, licencias, gasolina, seguro, reparaciones, aceite y neumáticos).

Nota: Los demás gastos del vehículo en concepto de aparcamiento y peajes atribuibles al uso comercial son deducibles por separado, tanto si se utiliza la tarifa estándar por milla como los gastos reales.

Es importante que registres tu millaje. Si te hacen una auditoría, es posible que tengas que mostrar un registro de las millas que has conducido.

Para cualquier gasto dividido entre uso personal y comercial, asegúrate de deducir solo la parte comercial del costo total. Mantén siempre un registro de tus gastos en el caso de que el IRS te solicite ver la documentación.

Nota :Si usas un gasto para calcular el costo de los bienes vendidos, no puedes deducir ese gasto. Además, ciertos costos que son parte de una inversión en tu negocio deben capitalizarse, en lugar de deducirse. Para obtener más información, visita la página del IRS en deducción de gastos comerciales.

¿Te resultó útil?

Para votar, responder o publicar, debes iniciar sesión.