TurboTax HelpAyuda de TurboTaxIntuit

¿Qué puedo anular como gasto comercial?

RESUELTApor TurboTax14Actualizado hace diciembre 30, 2021

Si eres un trabajador por cuenta propia o tienes una pequeña empresa, puedes deducir los gastos comerciales elegibles para pagar menos impuestos. Estos gastos deben ser comunes para tu tipo de negocio y también necesarios para tus operaciones.

Los gastos comerciales se deducen en el Anexo C. Para deducirlos, debes usar TurboTax Self-Employed o TurboTax Home & Business. Una vez que agregues los ingresos comerciales en la sección Ingresos y gastos, TurboTax te pedirá que ingreses tus gastos comerciales.

Para cualquier gasto dividido entre uso personal y comercial, asegúrate de deducir solo la parte comercial del costo total. Mantén siempre un registro de tus gastos en el caso de que el IRS te solicite ver la documentación.

Nota: Si usas un gasto para calcular el costo de los bienes vendidos, no podrás deducir también ese costo. Además, ciertos costos que son parte de una inversión en tu negocio se deben capitalizar en vez de deducir. Para más información, visita la página del IRS en deducir gastos comerciales

Estos son algunos de los gastos comerciales deducibles de impuestos más comunes:

  • Publicidad y promoción.
  • Teléfono e Internet.
  • Comidas de negocios (por lo general, se puede deducir el 50% de los costos de bebidas y comidas de negocios).
  • Primas de seguro, incluido el seguro de responsabilidad civil, la indemnización por accidente de trabajo y el seguro de interrupción de negocio.
  • Primas de seguros médicos.
  • Salarios de contratistas independientes.
  • Envíos y franqueos.
  • Renta de equipos.
  • Salarios y beneficios de empleados.
  • Impuestos y licencias, incluidos los impuestos estatales sobre ingresos, los impuestos sobre la nómina, los impuestos sobre la propiedad personal, los impuestos sobre los bienes inmuebles pagados sobre la propiedad de la empresa, los impuestos sobre la venta y las licencias comerciales.
  • Gastos por viajes comerciales, incluido el viaje hacia y desde el destino (no incluye el viaje desde y hacia tu lugar de trabajo regular), tarifas de aparcamiento y peaje, gastos de taxi y alojamiento.
  • Suscripciones de software.
  • Depreciación. 
  • Suministros, servicios y reparaciones.
  • Renta pagada por la propiedad del negocio.
  • Gastos de autos y camiones.
  • Interés por las deudas comerciales.
  • Intereses hipotecarios.
  • Deudas incobrables.
  • Comisiones bancarias/comisiones por uso de tarjetas de crédito.
  • Costos iniciales.
  • Gastos de mudanza.
  • Cuotas de afiliación a juntas de comercio, ligas de negocios, cámaras de comercio, organizaciones cívicas o de servicio público, organizaciones profesionales, juntas inmobiliarias y asociaciones comerciales.

Puedes deducir el interés hipotecario, los impuestos sobre los bienes inmuebles, los seguros, los servicios, el mantenimiento, las reparaciones y los gastos de depreciación de la parte de tu vivienda que se utiliza para fines comerciales. Para ello, la parte comercial de tu vivienda debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Se debe usar regular y exclusivamente para tu negocio, y
  • debe ser tu lugar de trabajo principal.

En vez de calcular tus gastos reales, puedes elegir la opción simplificada de determinar la deducción por el uso comercial de tu vivienda. La deducción estándar es de $5 por pie cuadrado de la vivienda que se utilice para tu negocio, hasta un máximo de 300 pies cuadrados.

Si tienes un vehículo dedicado únicamente al uso comercial, puedes deducirlo del costo operativo total. Sin embargo, si tu vehículo personal se utiliza en parte para propósitos comerciales, tendrás que dividir los gastos para deducir solo el costo de uso comercial.

Hay dos opciones para calcular el uso comercial de tu vehículo:

  • Tarifa estándar por milla (56 centavos por milla en 2021).
  • Método de gasto real (los gastos elegibles incluyen depreciación, pagos de arrendamiento, tasas de registro, licencias, gasolina, seguro, reparaciones, aceite y neumáticos).
  • Nota: Los demás gastos del vehículo en concepto de aparcamiento y peajes atribuibles al uso comercial son deducibles por separado, tanto si se utiliza la tarifa estándar por milla como los gastos reales.

Es importante que registres tu millaje. Si te hacen una auditoría, es posible que tengas que mostrar un registro de las millas que has conducido. Para llevar un registro, algo tan sencillo como guardar un bolígrafo y un papel en la guantera puede ser suficiente, pero una consulta rápida en Google o la tienda de aplicaciones de tu teléfono te revelará una variedad de herramientas para agilizar las cosas.

¿Te resultó útil?

Para votar, responder o publicar, debes iniciar sesión.
TurboTax Desktop BasicTurboTax Desktop BusinessTurboTax Desktop DeluxeTurboTax Desktop Home and BusinessTurboTax Desktop PremierTurboTax Live BasicTurboTax Live DeluxeTurboTax Live Full Service BasicTurboTax Live Full Service Complex Self-EmployedTurboTax Live Full Service DeluxeTurboTax Live Full Service Ingresos complejosTurboTax Live Full Service PremierTurboTax Live Full Service Self-employedTurboTax Live PremierTurboTax Live Self-employedTurboTax Mobile Apps DeluxeTurboTax Mobile Apps FreeTurboTax Mobile Apps PremierTurboTax Mobile Apps Self-employedTurboTax Online DeluxeTurboTax Online FreeTurboTax Online PremierTurboTax Online Self-employed

Más como esto

Dynamic AdsDynamic Ads