TurboTax HelpAyuda de TurboTaxIntuit

¿Los costos de hogares de ancianos y centros de vida asistida son deducibles de impuestos?

by Intuit Actualizado 1 mes hace

Los costos de residencias de ancianos son deducibles de impuestos si el motivo principal de residencia en un hogar de ancianos es recibir atención médica. Los siguientes costos son deducibles de impuestos:

  • Atención médica
  • Comidas
  • Alojamiento

Nota: Si el motivo principal para ingresar a la residencia de ancianos no es obtener atención médica, solo es deducible la parte de los costos que se gaste directamente en tratamiento médico. Las comidas y el alojamiento no serían deducibles.

Los gastos de vida asistida son deducibles cuando un médico ha certificado que un paciente no puede cuidarse por sí mismo.Estas personas no pueden realizar dos o más de las siguientes actividades de la vida cotidiana:

  • Comer
  • Ir al baño
  • Desplazarse
  • Bañarse
  • Vestirse
  • Manejar la incontinencia

Los gastos de centros de vida asistida también pueden deducirse si una persona requiere de supervisión debido a una discapacidad cognitiva, como Alzheimer u otro tipo de demencia.   

A fin de calificar para las deducciones de costo de vida, debe existir un plan de atención preparado que incluya todos los servicios que recibirá el residente. El centro de vida asistida debe proporcionar a sus residentes un resumen indicando qué parte de las cuotas corresponden a costos médicos. 

Los pagos de primas de seguro de atención a largo plazo calificados son deducibles si se detallan en tus impuestos federales de 2023, pero están sujetos a limitaciones en función de la edad del titular de la póliza:

  • 40 años o menos: $480
  • De 41 a 50 años: $890
  • De 51 a 60 años: $1,790
  • De 61 a 70 años: $4,770
  • De 71 años en adelante: $5,960

Para calificar, tu póliza de seguro de atención a largo plazo debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Ser de renovación garantizada
  • No tener valor de rescate en efectivo
  • No cubrir gastos reembolsados por Medicare
  • No usar reembolsos para reducir futuras primas (salvo en caso de fallecimiento o cancelación)

Para reclamar como dependiente a un familiar que reside en un hogar de ancianos o centro de vida asistida, debes cumplir todos estos requisitos:

  • El residente del hogar de ancianos o centro de vida asistida debe tener un ingreso bruto inferior a $4,700.
  • Proporcionaste más de la mitad de la manutención del miembro de la familia durante el año. (Nota: Los pagos del seguro y del Gobierno al establecimiento en su nombre deben tenerse en cuenta en el cálculo del 50% de la manutención.)
  • El familiar debe ser ciudadano estadounidense o residente legal de Canadá o México.

Para 2023, los costos que superen el 7.5 % del Ingreso Bruto Ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) son deducibles si se detallan las deducciones.

Si no llegas a proporcionar el 50 % del sustento financiero del residente, puedes unirte a otros familiares para crear un grupo de ayuda mutua. 

El grupo de ayuda mutua debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Cada miembro del grupo de ayuda mutua debe pagar al menos el 10 % del costo de atención.
  • El grupo en su conjunto debe proporcionar más de la mitad del sustento financiero del residente (una sola persona no puede haber proporcionado más del 50 % del sustento financiero en cuestión).
  • Cada miembro del grupo de ayuda debe firmar una Declaración de ayuda financiera múltiple y presentar un Formulario 2120.

Tú y los demás miembros del grupo de ayuda mutua pueden turnarse para reclamar al residente como dependiente en sus declaraciones de impuestos en diferentes años tributarios.

Más como esto

Dynamic AdsDynamic Ads