TurboTax HelpAyuda de TurboTaxIntuit

¿Debo pagarme un salario como propietario de una sociedad anónima de tipo S?

RESUELTApor TurboTax6Actualizado hace 3 semanas

Sí. Como propietario de una sociedad anónima de tipo S, debes pagarte a ti mismo un salario razonable, es decir, al menos lo que otras empresas pagan por servicios similares.Si no lo haces, te expones a un posible escrutinio, multas e intereses del IRS.

Las sociedades anónimas de tipo S (también llamadas sociedades del subcapítulo S) son sociedades anónimas que optan por pasar los ingresos, pérdidas, deducciones y créditos comerciales a través de las declaraciones de impuestos personales de sus accionistas.Las mismas reglas se aplican a los miembros de una LLC que hayan elegido pagar impuestos como S-corp.

Las sociedades anónimas de tipo S distribuyen las ganancias entre los accionistas. Esas distribuciones no se consideran sueldos ni salarios, de modo que no están sujetas a impuestos sobre la nómina. Sin embargo, solo puedes hacer distribuciones entre los accionistas después de haber pagado una compensación razonable a los empleados accionistas por el trabajo realizado. Eso incluye pagarte a ti mismo.

El salario, que incluye el seguro médico y otras previsiones asistenciales para funcionarios o accionistas propietarios de más del 2 % del paquete accionario de la sociedad, debe incluirse en el Formulario W-2 del empleado accionista.

Una vez que se haya pagado un salario razonable al empleado accionista, todos los pagos adicionales se pueden hacer en forma de distribución. Las distribuciones están sujetas al impuesto sobre el ingreso, pero no a los impuestos sobre la nómina.

Al pagar salarios razonables a sus accionistas, según se requiera, la sociedad anónima de tipo S puede evitar que el IRS cuestione sus distribuciones con impuestos favorecidos y las reclasifique como salarios. Y si bien esos salarios están sujetos al impuesto sobre el empleo, esos impuestos son deducibles por la sociedad anónima de tipo S.

Ventajas de la sociedad anónima:

  • Evitas una inspección y posible auditoría por parte del IRS.
  • Puedes deducir salarios/sueldos y los impuestos sobre la nómina asociados como gastos comerciales, lo que no puedes hacer con las distribuciones.
  • Puedes aprovechar las deducciones comerciales para las contribuciones de la empresa a planes de jubilación, seguros médicos grupales y cuentas de ahorros para gastos médicos (HSA, por sus siglas en inglés).
  • Pagar salarios muestra la estabilidad de la empresa y una mayor capacidad crediticia.

Ventajas para el empleado accionista:

  • Las retenciones proporcionan créditos a los programas del Seguro Social y Medicare.
  • Las primas de seguro médico pagadas pueden proporcionar un ajuste a los ingresos, que es más favorable que la deducción detallada en la declaración de impuestos personal.
  • Pagar impuestos sobre el salario y el empleo facilita la verificación de ingresos.
  • Eres elegible para los beneficios de desempleo.

¿Te resultó útil?

Para votar, responder o publicar, debes iniciar sesión.

Más como esto

Dynamic AdsDynamic Ads